domingo, 15 de enero de 2017

¿Qué decir sobre Marjane Satrapi?



Aquí os dejo el estupendo retrato que ha hecho de Marjane Satrapi Beatriz Luque @BeaLuke
con motivo de la iniciativa Adopta Una Autora


Cuando decidí participar en la maravillosa iniciativa Adopta una autora (podéis visitar el blog aquí y la cuenta de Twitter aquí), que se ha creado para dar a conocer la vida y obra de autoras más o menos famosas, no me costó nada decidirme por la extraordinaria Marjane Satrapi, porque admiro muchísimo su obra: no solo Persépolis me parece un cómic imprescindible que todo el mundo debería leer alguna vez en la vida, sino que, además, me entristece pensar que sus obras posteriores (Pollo con ciruelas, Bordados, El suspiro, sus cuentos infantiles y otras colaboraciones, algunas de las cuales ni siquiera han sido traducidas al español, por no mencionar su carrera posterior como cineasta) han pasado casi totalmente desapercibidas, así que esta me parece una buena ocasión para reinvidicarlas.


El problema con la presentación de Satrapi es múltiple: en primer lugar, hablar de la biografía de Marjane es hablar de Persépolis, que es su gran obra maestra, por la que es mundialmente conocida: si quiero hablar de ella, no puedo dejar de entrar en Persépolis, por lo que, un comienzo convencional, que podría ser hablaros de su biografía, es algo que no quiero hacer para no adelantaros Persépolis

En segundo lugar, al empezar a leer sobre Satrapi, su trasfondo y sus referentes culturales, he comprendido que, forzosamente, mi experiencia con Marjane Satrapi y sus obras es la de una occidental que lee sobre un mundo, Irán, que le es ajeno: mis conocimientos son tan limitados como los de aquellos occidentales que le hacen preguntas estúpidas sobre su cultura (yo, al menos, soy consciente de mi ignorancia, pero si quiero hablaros sobre ella, tendré que documentarme, aunque sea mínimamente, para no quedar en evidencia). Esto solo es un problema en parte, porque las obras de Marjane tienen una clara voluntad universalista: su intención es la de llegar a todo tipo de lectores, su experiencia personal sirve para explicar sus influencias, su trasfondo y su situación de exiliada, pero también nos sirve para darnos cuenta de que no somos tan diferentes, de que, en la mayor parte de los casos, percibimos diferencias irreconciliables basadas en nuestros prejuicios donde, en realidad, no hay más que puntos en común. 

Por último, os mentiría si os dijera que Satrapi es una autora prolija; que, después de leer Persépolis, tendréis la oportunidad de leer mil y una obras más de ella. La publicación de Persépolis tuvo lugar en 2000 y, desde entonces, han transcurrido 16 años de éxito ininterrumpido (el tomo en español de las cuatro partes que componen Persépolis ya va por su novena edición) y Marjane, gracias a ello, se ha convertido en una de las grandes figuras femeninas del cómic mundial. No obstante, desde que decidiera involucrarse en el proyecto que convirtió su gran obra en película, ha dado un giro a su carrera y ahora se dedica casi íntegramente al cine (su último proyecto fue la dirección de una comedia negra protagonizada por Ryan Reynolds, The Voices).


En resumen, os acabo de contar las dificultades con las que me he encontrado a la hora de arrancarme a escribir sobre Marjane Satrapi, así que, como no he conseguido llegar a ninguna conclusión válida, os dejo con ella, en un vídeo que, muy oportunamente, habla de los inicios:



¡Os prometo que próximamente habrá más Satrapi!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡Vuestros comentarios me hacen muy, pero que muy feliz!!!